¿Alguna vez te ofreciste como voluntario para hacer algo en lo que te sentías totalmente incapacitado? ¿Recuerdas los nervios que sentías? ¿La inseguridad que te causaba? Entonces ya sabes lo que una
experiencia como esa puede hacer por tu fe.

Por otro lado, la vida está llena de sorpresas, algunas son maravillosas, otras no tanto. Sin embargo, cada evento inesperado en nuestro camino es una oportunidad divina. En este mensaje hablamos del papel fundamental que desempeñan las circunstancias cruciales en el desarrollo de tu confianza en Dios.

Leave a Reply