Después de la crucifixión de Jesús, sus seguidores esperaban lo que cualquiera espera cuando alguien muere – que los muertos se queden así, muertos. Pero uno de los seguidores de Jesús, Juan, fue testigo del evento principal que rodea al Cristianismo y lo cuenta detalladamente presentando el caso de que Jesús es exactamente quien decía ser.

Leave a Reply