Todos queremos ser conocidos por algo. Pero, ¿qué haces cuando no puedes llegar a cumplir ni siquiera tus propios estándares?
Nunca te vas a convertir en quién quieres ser hasta que estés dispuesto a enfrentar quién realmente eres hoy. Y la única forma de hacerlo es dejando de preocuparte por ser conocido por algo, y permitirte a ti mismo ser conocido por alguien, por un grupo de personas que te conoce.

Leave a Reply