Todos tenemos un “yo quiero…”. Pero, de hecho, el obtener lo que queremos puede ser engañoso… e incluso peligroso. Esto usualmente nos deja queriendo más. Si lo que queremos nos lleva a un ciclo de querer cada vez más, tal vez estamos queriendo las cosas equivocadas.

Entonces, ¿qué quieres?.

Leave a Reply